SAN  FRANCISCO: UN BARRIO CON  HISTORIA

 

Las tropas conservadoras que fueron derrotadas por Alfaro en Gatazo en Agosto de 1895, volvieron a la carga y se reagruparon  al mando de los riobambeños Melchor Costales y Pacífico Chiriboga. La guerrilla conservadora luego de algunos triunfos y varias derrotas decidieron jugar fuerte y se propusieron atacar Riobamba que se encontraba  resguardada por las tropas liberales al mando de Flavio Alfaro, Pedro J. Montero y Medardo Alfaro.

La estrategia conservadora se proponía rendir primero el cuartel del Batallón Pichincha que se encontraba frente al Colegio San Felipe situado en el barrio de San Francisco. Los padres jesuitas aliados incondicionales de la causa conservadora, permitieron que los guerrilleros azules se atrincheren en sus aposentos y muy especialmente en la alta torre de la Capilla del Colegio desde donde podían hacer blanco a los soldados del Pichincha. A las cinco de la mañana del 4 de mayo de 1897 una ensordecedora descarga de fusilería despertó a la ciudad. Los soldados del Pichincha tomados por sorpresa sufrieron numerosas bajas pero lograron organizarse y empezaron a repeler el traicionero ataque al mismo tiempo que llamaban refuerzos del Cuartel de Caballería situado a pocas cuadras. Flavio Alfaro jefe del Cuartel de Caballería dirigió en persona el contraataque. La superioridad bélica y numérica de las tropas liberales inclinó la balanza a su favor. Las tropas conservadoras fueron  derrotadas no sin antes dar dura batalla con considerables bajas  de parte y parte. Seguros del triunfo las tropas liberales toman por asalto el colegio, rompen las puertas de la Capilla, principal trinchera de los guerrilleros. El sagrado recinto se convierte en campo de batalla; los soldados gobiernistas masacran dentro del templo a varios guerrilleros conservadores; otros soldados liberales buscan mientras tanto al Rector del Colegio padre Emilio Moscoso, lo encuentran orando dentro de su celda y lo matan de un tiro en la frente. Los desmanes que cometió la soldadesca liberal dentro de la Capilla del Colegio fueron grotescas. Lanzaron al piso las hostias del sagrario, se tomaron el vino de la consagración, mientras un soldado disfrazado de sacerdote hacía una parodia de sermón y lanzaba bendiciones a sus camaradas. Según algunos, Flavio Alfaro entró a la Capilla montado en su caballo. Hasta aquí la historia.

La tradición popular adornó este hecho histórico, y se tejieron varias leyendas en torno al mismo. Se dijo por ejemplo que los jesuitas habían lanzado terribles anatemas contra todos los soldados que cometieron semejante sacrilegio y muy especialmente contra Flavio Alfaro que profanó el sagrado recinto con las patas de su caballo. Coincidencia o casualidad, lo cierto es que todos los implicados en el sacrilegio murieron en forma violenta y trágica. Flavio y Medado Alfaro llevaron la peor parte. Derrotados en Yaguachi por sus amigos de la víspera, fueron llevados prisioneros a Quito, en donde les esperaba un populacho sediento de sangre que asaltó el penal donde se encontraban, los masacraron dentro de sus celdas y sus cuerpos agonizantes y desnudos fueron arrastrados por la calles de Quito hasta el parque de El Ejido en  donde fueron finalmente incinerados en una gran pira. Pedro Montero, pocos días antes había sido descuartizado e incinerado en Guayaquil.

El trágico suceso anterior es parte de la historia del tradicional y popular barrio de San Francisco en Riobamba.

La parroquia San Francisco, nació al mismo tiempo que la ciudad. En la antigua Riobamba era ya una importante parroquia que contaba con un magnífico templo y un monasterio. Luego del terremoto que destruyó la antigua ciudad, las autoridades asignaron un sector privilegiado de la nueva Riobamba para que lleve el nombre del Santo de Asís.

LOS ICONOS  DEL  BARRIO.

El complejo arquitectónico de la Compañía de Jesús es sin duda la  principal y más importante edificación del sector. El complejo comprende además de las instalaciones del Colegio San Felipe: la Capilla, que  posterior a los sucesos del 4 de mayo de 1897 fue remodelada y se le denominó Templo Expiatorio (una especie de Purgatorio terrenal, para que conservadores y liberales expíen aquí sus crímenes); el magnífico Teatro, hoy bellamente restaurado y la joya del barrio, la monumental Basílica del Corazón de Jesús, orgullo de Riobamba y del país entero.

El Colegio San Felipe Neri es uno de los más antiguos del Ecuador pues fue fundado allá por 1820; los padres de la Compañía de Jesús lo han regentado desde entonces. Generaciones de jóvenes riobambeños y de todo el país pasaron por sus augustos recintos. El Colegio se enorgullece de contar entre sus ex-alumnos a dos presidentes de la República: Carlos Arroyo del Rio y Oswaldo Hurtado Larrea. Hoy convertida en Unidad Educativa, mantiene su tradicional prestigio.

LA BASILICA DEL CORAZON DE JESUS.

La monumental Basílica del Corazón de Jesús, declarado Patrimonio Histórico de Riobamba es el más bello templo católico de la ciudad. Su enorme cúpula domina el paisaje del barrio y de la ciudad entera. De sobrio estilo neoclásico, fue concebida como una demostración de la fe de los riobambeños, levantada con su esfuerzo y financiada con su bolsillo. Su construcción duró desde 1883 hasta 1915, año en que fue inaugurada con toda la pompa de rigor. Su amplio atrio de piedra labrada, permite apreciar su simétrica y clásica fachada de roca volcánica, rematado por una colosal efigie de Jesús bendiciendo a su rebaño. Sin embargo es la gigantesca cúpula, lo que más llama la atención de propios y extraños. El audaz y magnifico domo semejante al de la Catedral de Florencia es la admiración de todos quienes visitan Riobamba.

EL  INSTITUTO  MAGDALENA DAVALOS.

Antes de la Revolución Liberal de 1895, la educación estaba vedada para las mujeres. Las pocas escuelas de enseñanza para niñas estaba en manos de las comunidades religiosas quienes impartían a las infantas una instrucción elemental y dogmática: práctica de virtudes teologales y actividades manuales, cuyo único fin era preparar a las niñas para ser buenas cristianas y eficientes amas de casa. Los gobiernos Liberales cambiaron este estado de cosas al quitar a las comunidades religiosas el monopolio de la educación  y ponerlas bajo la tutela del estado. El propósito del gobierno era incorporar a la mujer a la sociedad como ente trabajador y productivo. En adelante la educación fiscal será laica, humanista y gratuita.  Con este fin se funda en Riobamba en 1912 la primera escuela exclusivamente para niñas, se la denominó Instituto Magdalena Dávalos. Desde aquel año la escuela Magdalena Dávalos ubicada en el corazón del barrio ha educado a miles de niñas riobambeñas, la mayoría de ellas prosiguió luego estudios secundarios y muchas  incluso estudios superiores y fueron las primeras profesionales  que tuvo la ciudad.  

 

LA IGLESIA DE SAN FRANCISCO.

Sencilla y empequeñecida por su gigantesca y aristocrática hermana de patio (la Basílica), el templo de San Francisco es una construcción  modesta sin alardes arquitectónicos ni de clase, tal como lo hubiera querido su Santo Patrono, el Poverello de Asís. Llaman la atención los artísticos mosaicos de su fachada que hacen referencia a la vida del santo.

 Es la sede parroquial y el más familiar y popular templo católico del sector. Generaciones de riobambeños recibimos aquí las aguas bautismales de manos de Ilustres sacerdotes a cuyo cargo se confió la parroquia.

 Durante el Obispado de Monseñor Leónidas Proaño, San Francisco se convirtió en baluarte de la Nueva Iglesia liderada por el nuevo jefe de la Diócesis. Siguiendo los lineamentos del  Concilio Vaticano II, Monseñor Proaño sacudió hasta los cimientos a la conservadora Iglesia de Chimborazo. Como en los primeros tiempos del cristianismo, la opción por los pobres y los humildes  fue el derrotero de la Nueva Iglesia.

 Modesto Arrieta párroco de San Francisco fue uno de los más cercanos y entusiastas colaboradores de Monseñor Proaño. Carismático, sencillo, amigo de todos los feligreses el padre Arrieta se acercó a los pobres y necesitados. Dinamizó el adusto y serio rito romano y lo convirtió en una dinámica y alegre ceremonia que incluía un grupo musical conformada con jóvenes del barrio. Cuando fuerzas represivas de un dictadura militar irrumpieron una reunión de clérigos progresistas de América Latina reunidos cerca de Riobamba, para intercambiar experiencias pastorales de la Nueva Iglesia, Monseñor Proaño y el padre Arrieta fueron tomados presos y llevados a Quito. Acusados de subversivos fueron encarcelados y los Obispos extranjeros expulsados del país. El incidente tuvo repercusión mundial. Posteriormente Monseñor Proaño nombró a Modesto Arrieta, párroco de Cacha. Sus sucesores en la parroquia siguieron la misma línea pastoral iniciada por Monseñor Proaño. Un caso anecdótico lo protagonizó el padre José María, un cura vasco de ideas mucho más radicales y revolucionarias que sus antecesores, cuando se negó a bendecir los “nacimientos” y  los “pases del niño”, popular y arraigada tradición del pueblo riobambeño. Argumentaba el padre español, que las populares efigies de madera de un rubicundo niño rubio y  de ojos azules, vestido de seda, con encajes y bordados con hilos de oro, yacente en ostentosa cuna, estaba muy lejos de representar al humilde niño que nació  en Belén en un establo y fue acunado en un pesebre. Decía el padre José María que un niño pobre del mercado, un niño descalzo de la calle, un niño sin escuela, un niño campesino vestido de pobreza, son las vivas representaciones del niño Jesús redivivo. Tendamos nuestras manos y nuestra ayuda a estos niños invitaba el padre vasco. Su mensaje lastimosamente no fue entendido por los feligreses, especialmente por las conservadoras matronas del barrio, quienes escandalizadas pidieron al Obispo la separación del revolucionario sacerdote.

 EL  PARQUE “LA LIBERTAD”  Y EL OLMEDO

 El lugar que hoy ocupa el hermoso parque “La Libertad”, frente a la Basílica, era anteriormente un terreno de propiedad particular, el municipio de Riobamba, adquirió estos terrenos para convertirlos en lugar público. La amplia y nivelada plaza que resultó, bautizada como “Plaza Olmedo” sirvió en sus inicios para la práctica deportiva de los jóvenes riobambeños. Allá por los años de 1910 un nuevo y entretenido deporte empezó a ponerse de moda entre la juventud riobambeña: el fútbol. El novedoso juego se popularizó de tal manera que al poco tiempo ya se habían conformado algunos clubs  en los diferentes barrios de la ciudad. Los jóvenes deportistas de San Francisco transformaron la Plaza Olmedo en su cancha de fútbol. Cuando se organiza en la ciudad un campeonato barrial de fútbol, los jóvenes de San Francisco inscriben a su equipo con el nombre de “Olmedo”, en consideración a su lugar de práctica. Este es el origen del “Olmedo”, que con el tiempo se convertiría en el poderoso equipo de fútbol profesional orgullo de Riobamba. El Olmedo es el decano de los clubes profesionales del país, es además el primer equipo de provincia en alcanzar un Campeonato Nacional de Futbol, privilegio que hasta ese entonces estaba reservado para los poderosos equipos de Guayaquil y Quito. El Olmedo ídolo de la Sultana de los Andes es el referente deportivo de la ciudad.

Esta aquí un poco de historia del tradicional barrio de San Francisco de Riobamba,  una síntesis de la historia de la ciudad misma.   

    

 

Vistas: 1626

Comentario

¡Tienes que ser miembro de RioenRed para agregar comentarios!

compartir RioenRed

Comentario de Riobamba el agosto 13, 2015 a las 11:16am

Hoy y siempre viva nuestra hermosa Sultana de los Andes, gracias por compartir esa información sobre Riobamba la cuna del Ecuador. Les invitamos muy cordialmente a visitar más información sobre Riobamba

- El Riobambeño - riobamba turismo

© 2018   Página Creada por RIOENRED.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio